Visitas Guiadas Para Familias "Los Misterios De Los Zafra". Barrio Del Albaicin

¿Puede un niño o niña ser “guía” en una ciudad que acaba de conocer?

Según nuestra experiencia sí. Si pensamos en la frase de Benjamin Franklin Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo” nos da la pista sobre como hacer que niñas y niños aprendan sobre la cultura de una ciudad.

Creemos que aquí está la clave. Da a una niña o niño el protagonismo, dale la confianza de que puede hacerlo y lo hará.

Ver la vida con los ojos de una niña es lo que me dio la clave para llegar a entender como funciona la curiosidad y la creatividad en ellos y ellas. Todo comienza cuando me veo a mi misma sorprendiéndome de los maravillosos secretos que esconde la ciudad de Granada. Quizás y seguro que también los hay en otras ciudades, pero no entendía como habiendo nacido en ella, habiendo dedicado parte de mi vida a estudiar la historia de esta ciudad milenaria, no haber sido capaz de darme cuenta de que ella misma, por si sola, me hablaba de su historia. Así que me descubrí, redescubriendo la ciudad con la mirada y la sorpresa con la que lo haría una niña. Comencé a mirar más allá de lo que vemos cuando somos turistas, a dejar de fijarme en el conjunto para centrarme en los detalles, a descubrir la Granada Invisible.

Visitas guiadas para familias. “Un viaje por los secretos olvidados”. Centro Histórico de Granada

 

Y ahí comencé a pensar que porqué no crear un espacio, un compartir sobre la historia de la ciudad con niños y niñas, en las visitas guiadas para familias. Fui consciente de que no llegaría a ellas y ellos sino imaginaba algo creativo, divertido y lúdico, que sin quererlo, pretenderlo, ni esperarlo les llevara a aprender.

Así comenzó esta aventura de aprendizaje y descubrimiento. Comencé a contarme historias y ha desarrollar una de ellas, una que transcurría 500 años atrás, que nos llevaba a la Granada en la que musulmanes y cristianos compartieron algo más que un espacio donde vivir. Un lugar donde se desarrolló la mezcla de culturas y esta fue la premisa que quería trasladar a niñas y niños, la idea de integración, mezcla de culturas y diversidad, de mi hermosa Granada.

Niños y niñas serán los protagonistas”, eso era lo que me repetía constantemente. Así que porqué no creer que ellas y ellos podrían descubrir por sí mismos la ciudad. Escucharlos y observarlos fue lo más importante, niñas y niños me guiaron y mostraron cómo hacerlo. Desarrollé toda una historia que hizo revivir a sultanes y sultanas, príncipes y princesas, reyes y reinas en la piel de las familias. Al ser niñas y niños los que descubren la ciudad, todos (padres, madres y yo misma), nos íbamos sorprendiendo de su creatividad, ingenio, orientación, capacidad de comunicarse, oratoria, capacidad para relacionarse en un ambiente cómodo que ellas y ellos mismos creaban. En definitiva mi mayor sorpresa fue que los niños y niñas aprendían de este modo y me enseñaban a mi lo maravilloso que es ver la ciudad a través de sus miradas.

 

Visitas guiadas para familias. “Un viaje por los secretos olvidados”. Centro Histórico de Granada

Fue así cuando me di cuenta que niñas y niños entendían mejor lo que yo les podía aportar y transmitir, si yo al igual que ellos y ellas disfrutaba del descubrimiento de la ciudad como una niña. Por ello intentaba transmitirlo todo desde ese lugar, siendo yo la guía en una ciudad que recién empezaba a conocer, una ciudad que aprendí a mirarla con los ojos de una niña.

Fue así como entendí que cualquier niño o niña que viniera a Granada y quisiera ser “guía” en ella, lo podría hacer.

Deja un comentario